Dolor de Dientes

El dolor de muelas se puede sentir como un dolor filoso o punzante, un dolor palpitante e intermitente, un dolor leve o un dolor situado en la mandíbula o en la cavidad sinusal. Además, un dolor de muelas puede que se sienta todo el tiempo o que lo sientas solo cuando comes, masticas o muerdes los alimentos.

Hay muchas razones por las que un diente puede doler, frecuentemente como consecuencia del deterioro, enfermedad de las encías o una infección, por ejemplo, la de un diente con un absceso. La inflamación de la pulpa dental, la capa más profunda de los dientes, termina produciéndote un dolor notable porque el interior del diente está hecho de un tejido blando que incluye nervios sensibles y vasos sanguíneos.

Desafortunadamente, muchas veces el dolor de muelas es peor en la noche y puede ser muy incómodo durante otras actividades diarias como en las comidas, especialmente con las sensaciones frías y calientes. Si sientes dolor en un diente no dejes de buscar ayuda, haz una cita con tu dentista tan pronto como sea posible.

¿Cuáles son las causas de un dolor de muelas?

Un dolor de muelas consistente o que se siente de vez en cuando, también puede ser causado por un deterioro dental, un absceso, fracturas o rupturas, pérdida de rellenos, rechinado constante de los dientes o encías infectadas, retractadas y sangrantes.

Otros problemas que no afectan la pulpa dental, pero pueden causarte cierto nivel de dolor, incluyen úlceras las cuales aparecen alrededor de las encías, encías irritadas cuando un diente nuevo está saliendo (como las muelas del juicio o los dientes de hueso), cáncer bucal, sinusitis y lesiones en la mandíbula.

¿Puedo curar un dolor de muelas en casa?

Un diente deteriorado no se va a reparar solo. Asimismo, un absceso en un diente no se va a resolver solo sin el tratamiento adecuado. Remedios temporales para aliviar el dolor en casa incluyen analgésicos que no necesitan receta médica como Tylenol o Advil, geles anestésicos, enjuagues de agua salada o compresas frías.

Ten en cuenta que un alivio temporal no va a curar la condición y solo un profesional dental puede diagnosticar y tratar la causa de un dolor de muelas. Los dolores de muelas acompañados por inflamación de la cara o la garganta, nódulos, lesiones o fiebre, pueden ser una señal de una infección más grande o un problema de salud que necesita un cuidado inmediato.

¿Cuándo debo consultar a mi dentista?

Cualquier dolor que dure más de un par de días requiere de una visita a tu dentista. Esto debe suceder lo antes posible ya que de otro modo el dolor puede empeorar hasta convertirse en una infección grave. Cuando esto sucede, la pulpa dentro de tu diente puede deteriorarse hasta el punto de que se desarrolle un absceso dental.

¿Cómo el dentista va a tratar un dolor de dientes?

Después de una examinación completa de la boca y áreas inmediatas que la rodean, tu dentista te va a hacer una serie de preguntas y radiografías para identificar todos los aspectos del problema y después va a crear un plan de tratamiento.

En muchos casos, una carie simplemente se limpia, se rellena y se sella. Una vez que se limpia el material descompuesto del diente y la infección se cura, el dolor se elimina también. En el caso de una pérdida de relleno, el dentista va a quitarlo, limpiar el área afectada y reemplazarlo por uno nuevo.

Un caso más serio es cuando la bacteria ha invadido las partes más internas del diente y la infección se ha expandido a la pulpa o nervio, lo cual puede necesitar un tratamiento de canal y antibióticos para parar la infección. Con la higiene apropiada y visitas regulares al dentista, dos veces al año, el deterioro de los dientes es prevenible.

Odontología y ortodoncia accesibles y de alta calidad proporcionadas por personal atento en oficinas dentales de la más alta calidad.

Encuentre una Oficina