855-277-9779

Puentes Dentales

¿Cuándo se necesita un puente dental?

dental-bridges

El hueco que queda en la encía una vez perdido un diente puede afectar la mordida, su apariencia y su discurso. El resto de los dientes pueden moverse, provocando una mayor perturbación, dolor y una mayor probabilidad de enfermedad de las encías. Un puente resuelve estos problemas pues llena el espacio con un diente artificial que está anclado a los dientes naturales.

La mayoría de las veces necesitas típicamente coronas en los dientes para acomodar el puente. El proceso de aplicar un puente dental es parecido a la de una corona y consiste en la toma de impresiones, la conformación de los dientes y el montaje del puente.

¿Puentes permanentes o removibles?

Un puente puede ser un reemplazo permanente que se adhiere en su lugar a los dientes existentes, o puede ser una pieza desmontable que utiliza los dientes vecinos como anclas. Los puentes permanentes o fijos proporcionan estabilidad y durabilidad y se sienten como sus propios dientes, mientras que los puentes removibles (también conocidos como prótesis parciales) son más fáciles de limpiar y puede ser una mejor opción si los dientes a cada lado de la brecha no están en buena forma. Los puentes removibles suelen costar menos que los puentes permanentes.

La Diferencia en Jefferson Dental

Como siempre, mantenemos las molestias al mínimo. Conseguir una corona o un puente no suele ser doloroso, aunque puede que tenga cierta sensibilidad tras los preparativos. Utilizamos lidocaína epinefrina para adormecer la boca durante los tratamientos de la corona o el puente, ya que proporciona mejores efectos analgésicos que la anestesia típica.


Encuentra una oficina dental cerca de ti