855-277-9779

Extracciones

Cuando un Diente No Se Puede Arreglar…

Tiene que ser eliminado. Tu dentista puede recomendar la extracción de un diente si:

  • Está muy dañado por una fractura o caries muy profundas para reparar.
  • Tienes una infección importante que no puede ser resuelto solamente por un tratamiento de endodoncia.
  • Tienes dientes que están bloqueando otros dientes por salir. Estos pueden ser los dientes adicionales o dientes de leche que no se han caído todavía.
  • Vas a obtener frenos y necesitas deshacerte de un diente que está desplazando a otros.

affordable tooth extraction

Las muelas del juicio, que normalmente vienen durante la adolescencia, pueden necesitar ser extraídas si están podridas, infectadas o causan dolor. También las muelas del juicio pueden quedar atrapadas - debajo de otros dientes, si es así también tendrán que ser extraídos.

Tipos de Extracción

La mayoría de los dientes visibles se pueden eliminar con una extracción simple, donde tu dentista afloja el diente, y luego, lo quita cuidadosamente con pinzas. Este procedimiento normalmente requiere sólo un anestésico local (una inyección).

Una extracción quirúrgica puede ser necesaria si:

  • El diente se ha roto en la línea de las encías.
  • El diente no ha llegado todavía (muelas del juicio, por ejemplo)
  • El diente tiene raíces especialmente grandes o curveadas

Durante una extracción quirúrgica, es posible que se use un anestésico local junto con una vía intravenosa o anestesia general.

Ambos procedimientos son prácticamente sin dolor. Es posible que sientas presión, pero no dolor.

Un consejo: No fumes en el día de la cirugía, ya que puede aumentar el riesgo de alveolitis seca, una condición dolorosa que ocurre cuando un coágulo sanguíneo no se forma en el agujero, e interrumpe o se rompe demasiado pronto.

Cuidado Después de la Extracción

Directamente después de la extracción, se te pedirá mantener la gasa en el lugar de extracción para facilitar la coagulación de la sangre. Es importante proteger este coágulo para que la herida sane. Come alimentos blandos, y no fumes, utiliza una pajita o escupe, ya que estas acciones pueden desalojar el coágulo.

La mayoría de la gente siente algo de molestia después de tener un diente extraído. Puedes tomar medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno para ayudar a aliviar el dolor. Tu dentista puede recomendar la dosis más adecuada para ti.

También puedes usar bolsas de hielo para disminuir la inflamación. Si la mandíbula todavía está tiesa después de que el hinchazón haya disminuido, póngase compresas tibias.

En general, el hinchazón y el sangrado duran sólo un día o dos después de la extracción, y cualquier dolor debe desaparecer en unos días.

La Diferencia Jefferson Dental

Como siempre, te mantendremos lo más cómodo posible. La mayoría de nuestros pacientes sienten poco o ningún dolor durante la extracción de dientes.

Cuando tengas un dolor de muelas, dientes rotos, o cualquier otra emergencia dental, te haremos una cita lo más pronto posible. Simplemente llama a nuestra clínica o visítanos, y te ayudaremos lo más pronto posible.

Dato Curioso: En los Viejos Tiempos, Los Barberos Jalaban Dientes

También sacaban sangre, castraban y hacían cirugías (también afeitaban y cortaban el pelo). No fue sino hasta la década de 1800 que los dentistas, barberos y cirujanos se separaron como profesionales.


Encuentra una oficina dental cerca de ti